Show more
jacobita01

jacobita01

Read More
Show more
Jacobita02

Jacobita02

Read More
Show more
jacobita03

jacobita03

Read More
Show more
jacobita04

jacobita04

Read More
Show more
jacobita05

jacobita05

Read More
Show more
jacobita06

jacobita06

Read More
Show more
jacobita07

jacobita07

Read More
Show more
jacobita08

jacobita08

Read More
Show more
jacobita09

jacobita09

Read More
Show more
jacobita10

jacobita10

Read More

Nuestra receta nace a finales del siglo XIX, traída al pueblo, por Doña Jacobita Galán Archundia, originaria de Tepetongo y viuda de un primer matrimonio con el señor Antonio Trejo.

Casó en segundas nupcias, con el Charro Michoacano, Don Bonifacio Carreño, oriundo de Contepec.

Fruto de este nuevo matrimonio, fue Don Arturo Carreño Galán, mi abuelo paterno.

Al tener ambos una fortuna regular adquirieron algunas propiedades en El Oro a fines del siglo XIX, y abrieron una cantina en la calle 5 de Mayo # 9 esquina con 16 de Septiembre.

Esta cantina fue famosa por reunir a la élite del pueblo, pues contaba con un bonito reservado en el que se podía jugar billar, dominó, cartas.

Además de que ofrecía productos de la Casa Madero, de Parras Coahuila; como el antiguo brandy Evaristo I, Madero XXXXX; Ron Pizá y mezcal, que llegaba en barriles por tren desde Oaxaca o San Luis Potosí.

No hay que olvidar las bebidas preparadas como las “Hojitas con Piquete”, que en las madrugadas hacían las delicias de los trasnochadores; y por su puesto la estrella de la cantina: La “Chiva”; cuyo nombre en realidad fue el de la “Bebida Prodigiosa” ó “El Amargo” al ser elaborada exclusivamente con la hierba medicinal conocida con este nombre y el Anís; conocido de muchos como excelente digestivo y de sabor agradable.

Esta bebida fue muy gustada y solicitada por los parroquianos del lugar; tanto así que un lugareño compuso un Corrido en el que se menciona… sabido esto, por testimonio de Rita y Leticia Carreño, nietas de Doña Jacoba.

Esta bebida era la competencia directa de muchas otras cantinas, y es sabido que cada cantina preparaba alguna bebida que era la “especialidad de la casa”.

Por ello éstas; no queriendo quedarse atrás, fueron creando reproducciones de la receta original, añadiendo más partes alcohólicas e introduciendo más ingredientes herbales.

De ahí el origen actual de tantas “recetas” como lugareños hay en el pueblo.

Nuestra receta se comercializó hasta 1968, época en la que la cantina cerró sus puertas al público.

Sin embargo, Don Octavio Carreño Cárdenas -mi padre- continuó vendiéndola a quien se la solicitaba, de manera personal, por algunos años.

Ello contribuyó a que se dejara de conocer por las nuevas generaciones; y sólo prevalecieran en el mercado las bebidas elaboradas por otras familias.

Válidas; como todo, para el gusto de la persona que las consuma.

Sin embargo; y en justicia a quien diera fama a esta bebida en sus orígenes; extrajimos del cajón de los recuerdos la receta de Doña Jacobita, para que, por mérito propio recupere su lugar en el gusto de Ustedes; sus consumidores.

Poniendo de esta forma a su alcance, una bebida generacional, tradicional y propia del lugar, cuyos orígenes se remontan a esas tomas y brebajes que los mineros de antaño preparaban, y que ahora, con higiene y presentación, ponemos a su disposición.

Chiva de Jacobita, el licor artesanal con tradición.